A mi manera 2:
Extraigo el aire

En el mes patrio la Bitácora te presenta una selección de imágenes que hemos denominado “A mi manera”, esa forma particular a veces ingeniosa, pragmática, ingenua o improvisada que tenemos los humanos para dar solución nuestros problemas o necesidades (la primera entrega fue en mayo).

El tema en cuestión da para análisis sociológicos, antropológicos, psicológicos, arquitectónicos y políticos (estos nunca pueden faltar), como no tengo formación en ninguna de las profesiones señaladas, te dejo la tarea del sesudo estudio de estos casos.

Si das play en el reproductor tendrás la banda sonora ideal para acompañar está selecciones de postales.

En esta segunda entrega nos ocupamos de la ventilación, la extracción de aire se diría, tal vez en varios casos no se cumple con el cometido de oxigenar, airear o refrescar los ambientes; la intención es buena, pero no basta.

DSC03073

Directo al cielo paceño, bueno aunque sólo sea en poster, pero al cielo abierto.

DSC08890

Es lo que se llama “ventilación móvil”

2012-07-06-17.42.51

Mas chimeneas y cada vez menos techo

20140107_173233

El sistema está, otra cosa es que no funcione.

2012-09-03-15.37.35

Socialicemos fragancias, de arriba pa bajo y de abajo pa arriba.

2013-01-14-20.51.24

Pase por favor, en este local no faltan la ventilación y la calefacción.

2013-03-15-17.48.32

En este museo no falta un extractor de aire y también toma corrientes.

2012-09-06-08.30.34

Bien cubierto, para que no se resfríe.

IMG_0445

De aquí, pa allá de allá pa acá; como en la canción, los olores van y vienen pero no se van.

2013-02-01-21.53.26

Pensando en la clientela, tenemos bastante flujo de aire.

20140507_161729

“Teníamos un ventilador de techo… pero lo cambiamos por este que es también de techo.”

5 comments for “A mi manera 2:
Extraigo el aire

  1. Basca
    15 agosto, 2014 at 5:24

    Vivo en un lugar donde todo es perfecto y donde la basura se esconde; donde lo feo se peina y se maquilla; donde lo imperfecto se disimula. Y, me pregunto, dónde queda la conciencia de lo perecible y de lo accidentada que es la existencia? Aqui no se habla de la muerte ni de nada “fuchi” porque “es mejor pretender que esas cosas horribles sólo existen en los países salvajes”. Pero esa perfección me duele… Extraño lo imperfecto y lo chueco porque, aunque esto causa problemas, es una muestra de que las instituciones no nos poseen ni dominan. Qué vivan las indómitas ciudades andinas!!!!

  2. Lilia Rosa
    8 agosto, 2014 at 22:34

    Bravo por bitácora y los ojos que escarban y atisban lo que sucede por ahí.

  3. carlos larrazábal
    8 agosto, 2014 at 18:51

    Realmente un uso bizarro de los ventiladores y calefactores; tan bizarro como la versión de My Way de los Sex Pistols que acompaña está muestra fotográfica.

  4. Patty
    7 agosto, 2014 at 10:25

    y la verdad dan terror esas instalaciones…se entendio la idea de la necesidad de la ventilación…no se pudo avanzar al como HACERLO CORRECTAMENTE…preocupante

  5. Gaby Carrasco
    6 agosto, 2014 at 16:54

    Ajajá! seguro que pasan sin problema inspecciones de seguridad industrial o contra incendios y corto circuitos. Impecables las conexiones, super seguras, tampoco posibilidad alguna de que los ventiladores salgan volando….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *