Salvador Kalavera
El matarte

Después de varios meses de acordar entrevistas virtuales ya sea por messenger, luego skype o facebook, las cuales no se concretaron más por el descuido de entrevistador que por la disponibilidad del entrevistado; hace dos semanas por fin logramos nuestro objetivo; desechando las opciones tecnológicas nuestra entrevista se realizó debajo de uno de los Puentes Trillizos (La Paz), en el puente Unión que haciendo honor a su nombre vincula las zonas de Miraflores y San Jorge, allí durante 3 jornadas de trabajo este joven artista plasmó una nueva obra para nuestra ciudad, no es el lugar más visible, casi escondido se encuentra un imponente cóndor presto a alzar vuelo en la ciudad de cemento, esta la entrevista con Salvador Kalavera:

Tuba pagana. 2 plantillas individuales, 1.70cm alto, marzo 2010.

¿Tienes algún problema en dar a conocer tu identidad?
Para nada, ya me han hecho varias entrevistas. No me hago mucho lío porque lo que yo hago no es delincuencial; soy un artista urbano.

¿De dónde eres?
Nací en Tupiza (Potosí) pero viví más tiempo en Cochabamba y La Paz, actualmente vivo en Buenos Aires (Argentina) donde estudio diseño de indumentaria en la Universidad estatal de Buenos Aires (UBA).

¿Qué diferencia hay entre un grafitero y un artista urbano?
El grafitero viene más de la cultura del hip-hop y yo no tengo ningún apego a ella; soy del otro extremo; pero esto no significa que no pueda hacer arte urbano. El graffiti tiene sus propias modalidades que yo no utilizo, como el marcar zonas, escribir nombres, tagear. Ellos mismos se definen como escritores. Obviamente, hacen figuras e imágenes que juntan con las letras. Lo mío no tiene nada que ver con el graffiti; lo que tengo en común es el uso del aerosol como herramienta de trabajo.

Stencil 2007

¿Cuáles son las temáticas que trabajas?
La cotidianidad es la que me inspira: salir a la calle y ver lo que sucede, cómo vive la gente cuando entras a la cocina y los temas del día a día que se hablan alrededor de una mesa. Esos son los temas que me inspiran y me hacen pensar en lo que voy a dibujar después. Sin necesidad de evadirse, hay que ser sensible a tu medio.

¿Por qué en la mayoría de tus obras están presentes los esqueletos?
Al principio, comencé a dibujar unas cholitas a las que no quería ponerles rostros con facciones estereotipadas de una mujer andina. Finalmente, llegué a la conclusión de que todos los seres humanos tenemos algo en común por dentro, que es un esqueleto, algo que nos hace iguales a todos. Entonces decidí que en lugar de poner un rostro utilizaría un cráneo y comencé a trabajar todas mis obras de esta manera, porque hay cosas que hemos olvidado o estamos olvidando: esa especie de espíritu de las cosas que están y no están muertas. Por eso a los esqueletos les pongo un contorno, un cuerpo para que estén presentes y tengan una personalidad de modo que la gente cuando los vea recuerde o les haga pensar algo.

¿Qué son la muerte y la vida para ti?
Para mí son la misma cosa, no creo que la muerte sea el final; más bien es parte de todo un proceso. Entonces, morir no significa que va a acabar todo, sino que es parte de ese proceso que es la vida: son la misma cosa. Tampoco hablo de reencarnaciones. Como decían nuestros antepasados, la muerte es parte de la vida y hay que tenerle respeto y no miedo.

Lujuria. graffiti, 2.5m. de alto.

¿Qué significa el “matarte”?
No es un nombre, es más bien un objetivo: es matar la cotidianidad, matar lo común, matar el aburrimiento, matar los pensamientos tontos. Es matar un poco al propio sistema mediante unos chispazos o ideas para que la gente comience a pensar en otras cosas y no sólo en lo que nos imponen.

¿Por qué esa necesidad entre los artistas urbanos de luchar contra el sistema?
No sé. En mi caso, porque se ha dado. Simplemente me di cuenta de que las cosas en este sistema en el que vivimos no están funcionando bien. No nos dejan pensar; se nos impone verdades, y no estaba satisfecho haciendo las cosas que me decían que tendría que hacer. Entonces comencé a buscar mi propio camino y encontré caminos alternativos; estoy buscando mi propia opción.

Teatro antidisturbios. 1.7m de alto, 2 plantillas individuales, 2009.

¿Cómo ves el movimiento del arte urbano y graffiti boliviano?
Ahora está bastante bien. Hace cinco años, cuando empecé, encontrabas en las paredes unos pocos esténciles, bombas, tags y un par de nombres que se repetían. El movimiento era tan pequeño que nos ubicábamos entre los que pintábamos. Luego se dio una especie de boom entre los jóvenes. Será que todos hemos pensado en lo mismo y empezamos a generar mucha gráfica. Ahora mismo en La Paz no hay rincón o calle que no esté firmada o pintada con algo.

Llamas. 1.5m de alto, una plantilla, 2010.

¿Se puede hablar de una identidad boliviana?
Yo trato de tener mi personalidad, mi identidad. Así como los grafiteros le llaman “estilo” a su forma de escribir, yo, al buscar el mío, confrontándome con mi propia identidad, he dado lugar a mi estilo. Hay muchos colegas a los que respeto porque tienen buen trazo, ya saben manejar la herramienta (aerosol) y tienen líneas que yo no saco o me cuesta sacar.

¿Hacer arte urbano es sinónimo de trabajar en la noche o la madrugada?
Generalmente, ubico un espacio para pintar y comienzo a pintar desde la mañana con horario de trabajo porque además ya no hago obras pequeñas, sino grandes, que requieren mayor dedicación y tiempo para hacerlas con la calidad que me gusta. Y como a la gente, al parecer, le gusta lo que pinto entonces no me dicen nada. En realidad nunca he pedido permiso para pintar, salvo en una oportunidad: me invitaron a pintar en un festival y tenía una pared a mi disposición, pero después no.

¿El arte urbano tiene una edad límite de iniciación y jubilación?
No creo, el otro día conocí a un niño de unos once años que ya estaba pintando sus graffitis y también conozco a grafiteros que deben tener como máximo unos 27 años. Yo tengo 25 y estaré pintando hasta que me dé el cuero. No creo que deje de pintar, pero sí pienso explorar otras cosas más porque no me voy a quedar pintando sólo graffitis.

Sagrada autopsia. aerosol.

¿Quiénes influenciaron en tu arte?
No me gusta influenciarme porque corres el peligro de terminar copiando. Sí puedo mencionar que me gusta el trabajo de Bansky y de Salvador Dalí. Lo que me inspira mucho es la música.

Garrafa. 0.65m., una plantilla, 2011.

¿Qué música escuchas?
Soy bien de la vieja escuela. Escucho mucho rocanrol clásico, punk rock, música bien sesentona de Bolivia y Perú; escucho a los Loving Darks, Climax, los ovnis de Huanuni. De Perú me gusta la cumbia chicha y el rocanrol que llegó a ese país de manera distinta, pues no se hacían versiones en español de los temas en inglés. Ellos hacían sus propios temas roqueros desde el principio. Por ejemplo, ya en los sesenta aparece el grupo Los Saicos, una banda proto punk.

¿Cómo ves el país?
Sin ser pesimista, pero creo que ahora en el país no están bien las cosas. Siempre estamos en un momento en que parece que va a suceder algo drástico, o nos vamos a quedar igual sin que pase nada por un buen tiempo. Los bolivianos somos trabajadores y más cuando estamos en otro país; pero a la vez somos muy confiados, lo que ocasiona que nos dejemos mamar fácilmente.

Bocetos de obras.

Los links de Salvador Calavera:
elmatarte.blogspot.com/
www.facebook.com/pages/MATARTE/118300051537240

14 comments for “Salvador Kalavera
El matarte

  1. 27 Septiembre, 2012 at 0:24

    me pierdo unos días y encuentro novedades, interesante el trabajo de Salvador, uno siempre se distrae viendo el Arte Callejero, me esta haciendo falta estar en Chuquiago para poder ver mas de cerca el Arte

  2. La vasca
    31 Agosto, 2012 at 15:15

    Sí! a mí también me hizo recuerdo a las calaveras de Todos Santos en la fiesta mexicana y las películas donde las calaveras corretean – entre borrachas y grotescas – por todo lado, como una forma de burlarse de la muerte y de hacerle guiños para no temerle. Muy de acuerdo con Matarte: la muerte es parte de la vida como un ciclo que languidece y vuelve a renacer y nosotros qué?? apenas tierra para la tierra, no? Vernos como futuros cadáveres vivientes no es trágico, no es oscuro sino que es genial. Aunque parezca paradójico, estoy convencida que la Parca es una buena compañera porque evita que nos miremos como si fuéramos eternos y permite que echemos mano de la ironía y usar la risotada frente a todo lo que es solemne. No decía acaso Jaime Saen que no se puede vivir bien sin haber aprendido a morir de antemano? Saludos tinchez!!! Ves que todavía me puedo reivindicar??? y, aunque la entrevista no es mi estilo favorito, celebro tu edición y la diagramación. Las fotos están geniales.

  3. Daniel Marcelino Mancilla Chirinos
    29 Agosto, 2012 at 19:53

    Decía una vieja canción de Savia Nueva:
    “Si alguno me llama negro, yo no me enojo por eso,
    porque negro tengo el cuero, pero blanco tengo el hueso…”.

    Apenas ví tu arte, la recordé, quizás el Nirvana de la igualdad, es el hueso, todos, absolutamente todos, lo tenemos del mismo color y calidad, si en algo debiamos ser iguales ¡¡¡

    Considero que las “calaveras” como tu apellido, merecian este homenaje, ya basta de satanizarlas, temerles, cuculiarlas, si son la esencia misma de nuestra energía corporea, seriamos trascendentes, tangibles y mortales sin nuestra amada calavera? verdad que no?

    Cuando contemplo tu obra, implicitamente recuerdo a nuestra juventud, hoy, quieren ser tod@s flac@s,espigad@s, esbelt@s dicen, calaveras les digo yo, quien diría Salvador, todos parecen inspirados en tu obra, o sea, tienes mas fans de los que te imaginas, tan solo salí a la calle y vas a ver la influencia de tu arte…que suerte la tuya.

    Te mando un gran abrazo y celebro la originalidad de tu arte,(un acierto pintar “tombos” calaveras, porque sera no?)realmente es gratificante darle plusvalia con tu esencia, a algo tan “venido a menos”, nuestra calavera…, las “ñatitas” te lo agradecen…desde lo más profundoooooooo, y yo tambien.
    Chau
    Danny
    P.D. Salvatuco, me encanta que te guste el Rock sesenton boliviano, lo mejor del mundo carnal, no te olvides de escuchar a 50 de Marzo, Los Signos, Los Grillos, Luz de América,Wara, etc., etc. música de la buena, verdad carnal?
    Ah¡ y un saludo a mi amigo Felipe Torrez (La Calaca), y gracias por inspirarte en él en tus pinturas.

  4. 27 Agosto, 2012 at 12:39

    Quisiera compartir un cafecito con Salvador Kalavera para darle forma a un proyecto que nada por ahí dormido. Cómo puedo encontrarlo, Tincho? Me ayudas a hacer el contacto?

  5. tito sanchez
    23 Agosto, 2012 at 17:04

    Un estilo muy personal, su generalización de igualdad buenisimo y reecuentro con mis tocayos de apellido mejor. Saludos

  6. Gonzalo de la Fuente
    23 Agosto, 2012 at 16:16

    Justo hoy vi El Cóndor en uno de los soportes de los trillizos, y me pregunté quien lo habrá hecho, ahora se que fue El Kalavera, no tuve la oportunidad de ver los otros, como decía en un anterior comentario prefiero ver arte urbano que propaganda política.

  7. 22 Agosto, 2012 at 15:48

    que bueno que se hable de arte urbano felicidades

  8. Gaby Carrasco
    22 Agosto, 2012 at 15:43

    Gracias Salvador por la reflexion de que, al final, somos todos “igualitos” por dentro, que el resto no cuenta, que sigas creciendo artisticamente y compartiendo tu arte con nosotros. Gracias Tincho por seguir poniendo tus ojitos al servicio de esta bitacora de viaje artistico y cultural para estos tus compañeros de travesia =)

  9. Luis Rico
    22 Agosto, 2012 at 12:35

    Me gusta el cóndor no solo por la belleza del diseño, sino porque está donde la gente tendrá que buscarlo.
    Me gusta el trabajo de Salvador
    Me gusta que haya crecido
    Me gusta que esté volando por estos aires
    Me gusta que esté tan cerca de mi cotidianidad
    Me gusta que esté en este planeta.
    Luis

  10. Robert
    22 Agosto, 2012 at 11:57

    ¡Qué interesante! Felicidades.

  11. Jesus Espinoza
    22 Agosto, 2012 at 11:50

    Como siempre excelente trabajo, felicidades!!!
    Este tipo de arte que por cierto es de muy buena calidad, se nota que esta realizado por un verdadero artista, deberia utilizarce para cubrir de cultura muchos muros que estan huérfanos en nuestra ciudad.
    Gracias por compartir estas imágenes.

  12. 22 Agosto, 2012 at 10:19

    Como siempre un placer visitar la Bitácora y más, en esta ocasión, que tuve el gusto de conocer gracias a ella, al paisano y su trabajo.

    Un abrazo para Salvador y para Tincho.

  13. Ana
    22 Agosto, 2012 at 9:23

    Entrevistas que fluyen, me gustó mucho y el estilo de Salvador me recordó bastante a la cotidianidad de Frida Kahlo. Las “cacalacas” y los esqueletos que ella pintaba, sin embargo, tenían por fin exorcizar a la Pelona.

  14. ©BBVV
    22 Agosto, 2012 at 6:15

    Gracias Tincho por mostrar algo mas de nuestra cotidiana vida artistica en La Paz. Ciertamente admirable artista urbano, Salvador; por la calidad, el concepto y “el estilo” de trabajo con el que se expresa. Solo me queda felicitar a Matarte y por supuesto agradecer por la forma de expresar y compartir su arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *