Bolivia Contemporánea

.

¿Quién es Elisabetta Andreoli?
Nací en Italia y crecí en diferentes países de Sudamérica: Perú, Brasil, Colombia y Venezuela. Mi formación profesional la realicé en Londres donde estudié historia de arte y arquitectura moderna. Posteriormente mantuve mi relación con el continente sudamericano mediante la publicación de artículos, libros, organizando intercambios culturales, y más recientemente en la realización de documentales sobre actualidad política.

.
¿Cuándo y cómo se da tu relación con Bolivia?
Llegué por primera vez a Bolivia en febrero de 2003, gracias a la invitación de una amiga. Al salir a las calles en La Paz me encontré en medio de gritos, arengas y gases lacrimógenos, no muy lejos se podía escuchar disparos; el motivo de todo esto era el nuevo impuestazo del gobierno de Sánchez de Lozada.
Es común escuchar decir que este país tiene una impresionante fuerza telúrica que proviene de los Andes y sus paisajes majestuosos; a esto yo añadiría la frecuencia de sus marchas y bloqueos, y la intensidad de sus movimientos sociales. En ese entonces hicimos un documental un tanto militante sobre el país, lo terminé de editar en septiembre de ese año; pero cuando ya estaba por despacharlo, vinieron los hechos de Octubre negro. Desarmé todo el documental y recibí nuevo material de Bolivia – incluyendo una grabación de la periodista Amalia Pando comentando los sucesos de El Alto, durante su relato hizo una pausa tan fuerte y significativa que ya en sí mismo era un reportaje. Terminé de editando una nueva historia. Desde entonces mis visitas a Bolivia han sido más frecuentes.
.
¿Qué es Bolivia Contemporánea?
Siempre he tenido la impresión que los extranjeros que llegamos aquí tenemos a veces una percepción estereotipada de un país de postal turística: el Salar de Uyuni, los Yungas, Tihuanacu, etc.; una mirada folklórica que romantiza sobre las llamitas, las cholitas, los indígenas; o la visión militante entusiasmada por Evo, los movimientos sociales, el Pachamamismo; y también incluiría la mirada paternalista de las ONG y la cooperación internacional que vienen a ‘poner orden’, dar buenos consejos y platita.
Ante este panorama, me preguntaba: ¿es posible hablar del país de una forma informativa y menos estereotipada? ¿se puede hacer una publicación que nos dé –sobre todo a los extranjeros– algunas pautas de lectura de lo que vemos y no logramos entender?  Es ahí que surge la idea de trabajar en una publicación que brinde algunas luces sobre lo que es este país.
.
¿Cómo fue el proceso de realización del libro?
La primera decisión fue de no trabajar con fotos ‘robadas’ en la calle o en el  campo, tu sabes por ejemplo cómo las cholitas se ponen furiosas –y con toda razón– cuando los extranjeros les sacan fotos: ‘ustedes nos sacan de todo y después se van afuera a hacer plata y carrera con nuestras cosas y a nosotros no nos llega nada’, de hecho dos fotógrafos italianos (Pietro Paolini y Daniele Tamagni) que ganaron el prestigioso Word Press Photo y su dinerito con fotos de Bolivia.
Después vino la elección de los fotógrafos: Julie Guiches (Francia) y Benoit Lorent (Bélgica) trabajan en colectivos y con colectividades y ambos han desarrollado una metodología y, diría yo, una deontología para trabajar con la gente, que me pareció la más adecuada. La idea no era lograr fotos ‘lindas’ donde las personas aparecen como parte de la decoración de bellísimos paisajes de Bolivia. Buscamos establecer una relación con los protagonistas, entonces la gente está presente como sujeto y no como simple objeto.
Hicimos un recorrido con los amigos de la Red de la Diversidad-Wayna Tambo, visitamos grupos organizados que estaban informados y de acuerdo con el proyecto; compartimos las fotos y nuestro acuerdo consiste también en entregarles copias del libro a cada comunidad que participó en el libro.
.
Julie trabaja con la técnica de foto travelling, tiene la característica de parecer un fragmento de película pero ‘fija’; sus montajes urbanos están llenos de gente, transmiten la densidad urbana, la ocupación del espacio; los estudios públicos de Benoit nos dan una idea de la gente así como la encontramos al caminar por las calles; las panorámicas tratan de reflejar la amplia extensión de los paisajes tanto urbanos como rurales del Bolivia.
La elaboración  de los textos vino posteriormente, un poco en correlación de las imágenes –los mercados, las fiestas, los espacios públicos- pero también en función de aquello que sorprende a los extranjeros: el comercio callejero que no se entiende como es organizado, el folklore que tiene un rol y significado mucho más rico y vivo de lo que tiene en el viejo continente; o también poder develar toda la sorprendente dinámica que respira la ciudad de El Alto y que no siempre es comprendida por la visión un tanto obtusa de los visitantes -un amigo italiano me comentaba ‘para mí el Alto es un obstáculo entre mi casa y el aeropuerto’.
No quiero olvidarme de mencionar los aportes de Dagmar Dudivsky (Francia) y Sara Muzio (Reino Unido) en el diseño gráfico del libro; y el trabajo fotográfico adicional de El Chasqui, el rey (Bolivia) y Noah Friedman (EEUU).
.
¿Tienes otros proyectos a futuro?
Creo que hay mucho por registrar y publicar de Bolivia, pues es un país con un amplia riqueza cultural que se puede poner en consideración de otros públicos en diferentes formatos y con características innovadoras.

.

Y la presentación del libro gráfico…
En la ciudad de La Paz tenemos dos presentaciones: el día miércoles 4 de julio a las 19 hrs. en la Alianza Francesa (Av. 20 de octubre esq. Guachilla, Sopocachi) y el dia viernes 6 de julio a las 19 hrs.en el Colegio de Arquitectos de La Paz, Edif. Avenida, piso 4, Av.16 de Julio (el Prado).

En la ciudad de El Alto la presentación será durante todo el domingo 8 de julio en la Plaza 16 de julio (Feria 16 de julio).
Estamos confirmando una presentación posterior en Cochabamba y luego pondremos a la venta el libro en hoteles y espacios turísticos, no esta descartada la posibilidad de hacer presentaciones en otros países de Europa.

12 comments for “Bolivia Contemporánea

  1. Iván
    15 mayo, 2013 at 21:10

    COMO ESTA Elisabetta UN GUSTO SALUDARLA ,ME AGRADARIA QUE OBSERVASE UN POCO DE MI TRABAJO SOY ARQUITECTO Y ARTISTA VISUAL,ME INTERESARIA TRABAJAR EN ALGUN MOMENTO CON USTED PUESTO LO QUE REALIZO ESTA RELACIONADO MUCHO CON LA CALLE,ENTRE LA PAZ Y EL ALTO SALUDOS GRACIAS
    IVÁN CÁCERES
    ivancaceresart.blogspot.com/?

  2. Ricardo Tellez
    11 julio, 2012 at 0:20

    Como hace uno, viviendo en el extranjero, para poder tener un ejemplar de este libro?

  3. 2 julio, 2012 at 8:35

    Haber conocido a Eli, me dio la oportunidad de ver de otra forma mi pais no en su belleza que siempre habia admirado, sino a traves de ojos ajenos que me impresionan lo afin a mi mirada.

    Gracias amiga y esperamos que este libro tambien se presente en Cochabamba, que estamos queriendo vernos a traves de tus ojos.

  4. Lusbi Portill
    2 julio, 2012 at 5:47

    Al fin se de ti compañera Elizabetta A. Que bueno que estas haciendo siempre cosas tan bonitas y revolucionarias. Me gusta mucho este trabajo tuyo y de los señores fotógrafos. Estaré pendiente de este libro tan necesario también para entender a Bolivia y en especial en momentos tan complejo como este de construir entre todos otro tipo de Estado. Esperamos verte o verlos, en esto (de verte)nunca perdemos la esperanza y de conseguir el Libro. Todo lo mejor para ti, y para estos afortunados amigos. Aún proyectamos en Venezuela NUESTRO PETRÓLEO Y OTROS CUENTOS

  5. vascarrunz
    29 junio, 2012 at 11:38

    Fe de erratas: en vez de el Diletante, leer la Bitácora. Perdon…

  6. vascarrunz
    29 junio, 2012 at 11:35

    Estoy curiosa por el material. Lo único que tengo en la mira son estas fotos del Diletante y la entrevista. Normalmente, la fotografía no es un tema de debate porque se supone que la foto es un documento gráfico objetivo y ya!! Sin embargo, aquello que se fotografía, aquello que se resalta; los colores; los cortes etc son interpretaciones de la realidad. Y parece que la autora está conciente de la “posición” del fotógrafo y los riesgos de la mirada estereotipada para repetir un ojo colonial que suele convertirnos en una postal o un paisaje para visitar. Me pregunto si tan sólo la conciencia de esto puede cambiar la imagen, para ofrecer al imaginario “extranjero” una la mirada humanizada de un diálogo intercultural, es decir, gente que vive de una manera en una cotidianeidad distinta y muchas veces incomprensible para un “posible turista”. En tanto la interculturalidad entre el norte y el sur no es horizontal y ya se tejen de antemano criterios como superioridad/inferioridad y un sentido de disciplinamiento de europeos en relación a Bolivia, yo dudaría de que tan sólo el intento sea capaz de cambiar este colonialismo de imágenes y perspectivas. Es indudable que la mirada europea define muchas cosas: por ejemplo, los antropólogos han definido una cierta mirada al “salvaje” y al territorio “colonizado” y ciertamente han prefigurado nuestra propia mirada sobre nosotros mismos. Este es un debate complejo que quizás podría ser matizado por miradas nuestras sobre el norte, es decir, despojarnos de nuestro propio embelezamiento sobre “la” europa que siempre trae implícitos de superioridad y, también, de subordinación.

  7. Gaby Carrasco
    28 junio, 2012 at 21:02

    Gracias Elisabetta por ofrecer una vision tan interesante y propositiva de Bolivia, no solamente para ojos extranjeros sino para nosotros mismos, para re-enamorarnos de nuestro pais, excelente eleccion de tema Tincho!

  8. Daniel Marcelino Mancilla Chirinos
    28 junio, 2012 at 17:29

    Considero que todo trabajo que tenga como finalidad el dar a conocer la multifacetica belleza de nuestra amada Bolivia, es bienvenido, en especial de parte de extranjeros, pues ellos tienen otro concepto de belleza, mas estereotipado, pero no por ello, critico y real.
    Mi Patria es tan hermosa, tan impredecible, cada mañana, cada atardecer, en el llano o en el altiplano, resume el pujante esfuerzo de un pueblo noble, honesto y hasta a veces ingenuo, ese esfuerzo se refleja en todas y cada una de las fotos de esta compañera, se ven “aunque no se ven”, nuestros millones de sueños, de esperanzas, de fe en el porvenir, de nuestro hastío de tanto politico “desmadrugado” por decir lo menos, de tanta promesa incumplida…en fin…
    Dicen que una foto es “la paralisis de la realidad”, nada mas cierto, pero para mi, una fotografía es el testimonio gráfico de una historia, y la nuestra, la del pueblo Boliviano, como un homenaje a ese registro grafico es una historia digna, honesta, a veces injusta…pero es nuestra, solo depende de nosotros, de todos (de aquellos que posamos con bonhomía ante una camara); cambiarla, y que este cambio…sea verdadero.

    Arrivederchi Elisa…

  9. 28 junio, 2012 at 11:53

    excelente trabajo, lo difundo en http://elaltobolivia.blogspot.com

  10. Patty
    28 junio, 2012 at 11:44

    Bonitas fotos, otras técnicas y trataré de estar en la presentación del4 de julio en la Alianza Francesa…

  11. Eddy Peñaloza
    28 junio, 2012 at 9:52

    Querida Elisa: Me agrada mucho tu inquietud de reflejar en imagenes parte de nuestra identidad, por supuesto que serà una realidad vista a travès de tu propia retina, mientras nosotros esperamos ansiosos ver lo que otros nos muestren de nosotros mismos.
    Seguramente veremos otra òptica de nuestra realidad, y pensaremos en el momento que hicieron ese “Click” y en el ruido o musica del entorno o que sabores y/olores emitian mientras se realiza la toma y que algunos para tì habrian sido novedosos.
    Serà como mostrar una foto tuya que muestre no solo tu imagen, sinò tu estado de ànimo, parte de un momento de tu vida. Mientras no muestren nuestra intimidad que a veces lastima y nos duele, seguramente te quedaremos agradecidos.
    Un abrazo

  12. 27 junio, 2012 at 22:42

    Muy interesante su trabajo, ojala los que vivimos en La Paz le prestáramos un poquito de atención a las necesidades que tiene La Paz, mostrar su valores culturales, etc… Bueno el Post de hoy visto por ojos extrangeros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *